Consejos para escoger la música de vuestra boda
14 Nov 2017

Consejos para escoger la música de vuestra boda

Hay parejas de novios de todo tipo. Los hay que comparten el gusto por el campo. Otros son más de montaña. Hay parejas que salen a correr juntos, o practican su deporte favorito acompañados también de sus amigos… Y hay parejas muy musicales. De las que comparten ese gusto por los conciertos, o de las que tocan algún instrumento juntos, cantan, bailan…

Seáis del tipo que seáis, debéis ser conscientes de que una parte fundamental e imprescindible para que la boda sea un éxito es la MÚSICA.

Para evitar que sólo os centreis en la decoración, el vestido, las flores y demás elementos de decoración, os queremos dar algunos consejos para que escojáis la música perfecta para vuestra boda.

Una banda sonora bien elegida, que acompañe e involucre a los invitados en vuestra boda, sin duda hará que, además de por bonita, vuestros invitados siempre recuerden vuestra boda por lo bien que se lo pasaron.

1. Escoger un DJ

Quien dice DJ, dice grupo o empresa dedicada a crear este tipo de eventos. Incluso si escogéis un grupo, para el momento de la fiesta después del baile de novios, es aconsejable contar con un DJ que sepa dirigir y amenizar la fiesta con bailes dinamizados.

2. Tomaos un tiempo para elegir

Preparar la música de vuestra boda no consiste en crear una extensa lista de canciones y mandárselas al DJ.

Es primordial preparar con antelación la música de toda la boda. Son muchos momentos concentrados en pocas horas y, cuando menos os deis cuenta, ya habrá pasado todo. Por eso la música es fundamental para acompañar y después rememorar esos momentos, así que no vale cualquiera.

3. Será “vuestra” música.

Es importante que vuestros invitados estén contentos. Pero nunca olvidéis que la boda es vuestra. Serán vuestros momentos, vuestros bailes y vuestros vídeos los que veréis después.

Así que, aunque está bien que atendáis a las recomendaciones de la gente, a la hora de elegir música, elegid vuestra música. Será la que mejor os represente. La música de vuestra vida. La complicidad con la pareja para esto es muy importante y será una experiencia más que bonita para vivir con él/ella, además de la boda.

4. Un tipo de música para cada momento.

Como hemos dicho, son muchas horas las que dura una boda y tiene unos momentos muy marcados y característicos. La entrada en la ceremonia, la salida de esta, la entrada a la recepción de los invitados, el cóctel propiamente, la entrada al banquete de los novios…

Muchos momentos que deben estár bien armonizados por una música acorde a la actividad. Por eso es necesario que escojáis una música apropiada para cada momento y que tenga mucho que ver con vosotros y con vuestros invitados.

La entrada en el cóctel de los invitados, por ejemplo, debería crear un ambiente distendido, óptimo para que los invitados se saluden y puedan hablar. Hay quienes contratan una banda de música en vivo para que amenice, no sólo el cóctel, sino también durante el banquete…

Hay muchas posibilidades, por eso tenéis que encontrar la que mejor os defina a vosotros.

5. La entrada de los novios al banquete.

Este suele ser uno de los momentos más esperados. Nos atrevemos a decir que, en algunas bodas, es incluso más esperado que el baile de los novios.

La entrada de los novios al banquete suele ser el momento en el que los invitados ya están más que expectantes para ver cómo lucen los recién casados y poder celebrar con ellos.

Por eso lo mejor es que, sabiendo cómo es el lugar de celebración, la decoración y vuestros gustos, os imaginéis bien la situación y cómo más os apetecería entrar al banquete.

Para ese momento, lo que más os guste a vosotros, estará bien.

Hay quien prefiere poner su música favorita e ir saludando a los invitados sin más. Otros montan una coreografía bailando con cada una de las mesas de invitados… Mientras os guste a vosotros estará bien.

6. El baile de los novios: la guinda del pastel.

Cuando ya habéis saludado a todo el mundo, mesa por mesa. Cuando ya todo el mundo ha comido y bebido como reyes (el Cáterin de la Hacienda La Andrada, se encarga de que así sea).

Cuando ya habéis repartido la tarta… En ese momento está todo el mundo deseando que llegue el baile. Es vuestra fiesta. Todo ha salido mejor de lo que habíais soñado. Es el momento de disfrutar al máximo de la boda.

El baile, más que nada, debe ser vuestro. Vuestro momento para soltarse la melena y disfrutar de todo lo que acabáis de conseguir.

Así que, imaginaos vuestra escena de película y vividlo como más feliz os haga 😉


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Leer más detalles.

ACEPTAR
Aviso de cookies


Esta web es interactiva. 
Si escribes tu nombre,
la personalizamos para ti.