Bodas con lluvia: consejos y ventajas
15 Sep 2021

Bodas con lluvia: consejos y ventajas

Se va acercando el otoño y para esta época son muchas las parejas que se preocupan por si les toca celebrar su boda con lluvia. 

Es normal que queráis que el día de vuestra boda haya un sol radiante y que la lluvia no desluzca vuestra celebración. Son muchos meses de preparativos y organización para que vuestra boda al aire libre sea perfecta. Pero el tiempo es totalmente impredecible y ya os caséis en verano o en invierno, la posibilidad de nubes y de que caiga un chaparrón están ahí siempre.

Por eso, debéis estar tranquilos y no os deprimáis si os despertáis el día de vuestra boda con lluvia. Puede que el agua haga de vuestro enlace una celebración única. Y de eso es de lo que se trata. Os contamos algunas ventajas.

“Novia mojada, novia afortunada”

Alrededor de las bodas existen numerosos refranes y supersticiones, pero quizás este sea uno de los que menos gracia nos hace, aunque sea tan buen presagio. Aún así, “al mal tiempo, buena cara” y es que no queda otra que ser positivos y tirar de refranero positivista para ver todo lo bueno que nos puede aportar el hecho de que os toque celebrar una boda con lluvia.

Aunque nos parezca mentira, ¡todas las supersticiones que hay alrededor de celebrar una boda con lluvia, son buenas! La lluvia en una boda se ve como sinónimo de fertilidad, de bondad, de pureza, de abundancia, de bienes… Así que nada de llantos si os llueve el día de vuestra boda, porque será señal de todo lo bueno que os viene.

“Under my umbrella” 

Bajo mi paraguas como cantaba Rihanna. Hombre o mujer previsor, vale por dos. Eso dice el refrán y como el ser previsores no cuesta nada, está bien que, si os vais a casar entrando el otoño (o incluso ya a finales de verano) contéis con la compra de algún paraguas bonito que os haga juego con vuestro estilo de boda.

Además, los paraguas son un excelente y útil regalo que podéis hacer a vuestros invitados. Así, si por lo que sea sale un día lluvioso, verán que habéis pensado en ellos y, si termina luciendo el Sol, tendrán un recuerdo fantástico de vuestra boda sin lluvia que podrán utilizar siempre que quieran.

Cantando bajo la lluvia.

Las escenas de películas más bonitas, suelen llevar agua en alguna de sus formas. Y “cantando bajo la lluvia” es una de esas escenas memorables en las que el agua cayendo del cielo hace aún más mágica la fotografía.

Y es que la lluvia aporta arte a las fotografías. Aporta un aire de nostalgia con esos colores especiales que aparecen cuando el agua está presente. El “mal tiempo” puede hacer que se mejore incluso el aspecto de las fotografías ya que los grises y los colores que aportan los cielos nublados dan un toque dramático muy bonito. 

Sin duda, si pasáis una boda con lluvia, vuestro álbum de fotos será bello y único. Además, siempre puede salir el arcoiris lo que sean unas fotografías aún más especiales.

Contar con un plan B, techado.

Para todo en la vida es bueno contar con un plan B, pero mucho más si se trata del día de vuestra boda. En la Hacienda de La Andrada lo sabemos y desde el principio de los preparativos de vuestra boda, contamos con ciertos imprevistos que se pueden dar y que no queremos que ocasionen un quebradero de cabeza a los novios en su día.

Por eso, contamos con todo lo necesario para, en el caso de que el tiempo no acompañe y el agua haga de las suyas, tener espacios ampliamente acondicionados para que nadie se moje. Incluso en los meses de verano, puede caer un chaparrón, por eso siempre tenemos todo listo para movilizar a todos los invitados y a nuestro equipo a las zonas bajo techo y que la celebración siga como si no pasara nada.


cristina

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Leer más detalles.

ACEPTAR
Aviso de cookies


Esta web es interactiva. 
Si escribes tu nombre,
la personalizamos para ti.