Amor: el porqué de las bodas
31 Dic 2019

Amor: el porqué de las bodas

Fin de semana tras fin de semana, no dejamos de celebrar y ser partícipes de bodas. Y aún hoy nos seguimos preguntando por qué nos casamos, el porqué de que existan las bodas. Distintos novios. Todo tipo de novias. Familias más o menos numerosas. Invitados de todas las edades, razas y procedencias, condiciones sociales y culturales. Bodas civiles y religiosas. Banquetes con grupos de música o con DJ o con hilo musical. Heavy, flamenco o música clásica.

De todo. Hemos vivido de todo. Y ahora que se acaba el año hacemos reflexión e intentamos dar respuesta a todos los que se siguen preguntando que por qué existen las bodas, si luego “todo el mundo se divorcia”.

Después de vivir y compartir tantas celebraciones de boda es cierto que se podría averiguar qué parejas van a durar más o menos. Pero una cosa es segura, las bodas existen para celebrar el fin último por el que se mueve el ser humano: el amor.

Tenemos la necesidad de sentir y dar amor y las bodas son la expresión máxima del verbo AMAR. 

En él van implícitos otros verbos como compartir, ayudar, cuidar, respetar, admirar. Pero, si hay algo que de verdad hemos aprendido viendo y viviendo tantas bodas es que el amor es una decisión. 

Es la decisión de escoger a la persona con la que y a la que brindar todos esos verbos.

Al ser una decisión asumimos la responsabilidad propia de la misma. Y elegimos a la persona al completo, con todos sus condicionantes y la amamos por ello, no a pesar de ello.

Como dice Aristóteles, “amar es querer el bien para el otro”.

En una de estas bodas que hemos presenciado en este largo año 2019, hubo un invitado, (el padre del novio en concreto) que tuvo unas palabras para la pareja y para todos los presentes. A nadie dejaron indiferente. “No hay que casarse por amor, hay que casarse para amar. Porque amar a alguien no es disfrutar de alguien, sino hacer feliz a alguien”

Y es que el amor no hace selección. El amor no se queda sólo lo bueno para apartar lo no tan bueno o lo que no nos gusta del otro. El amor lo incluye todo, y a partir del todo es como construye.

El amor construye con las fortalezas pero también con las debilidades del otro. Forma equipo, para todo. Por eso las palabras del matrimonio son “en la pobreza y en la grandeza, en la salud y en la enfermedad”.

Suponemos que precisamente porque sabemos que no siempre todo es bueno, es que necesitamos celebrar que amamos a alguien que nos asiste y nos asistirá cuando sea necesario. Que podemos crecer y mejorar con una persona que además nos suma. Cuando alguien nos suma, no sólo es con su persona, sino también con todo su alrededor. La familia se une, se añaden personas a la nuestra. 

Y qué decir de los amigos. Esa familia elegida. Esos amores incondicionales que sólo quieren nuestro bien de la forma más libre y desinteresada. Porque no, no llevan nuestro apellido, pero la familia elegida en muchas ocasiones asisten más que la genética.

Por eso y por ellos, se celebran las bodas. Es una forma de compartir y dar amor. Es la forma de decir GRACIAS por asistir, con todas las acepciones del verbo.

Lo que pase después, sólo la vida lo sabe. La intención siempre es un PARA SIEMPRE. Y por lo que hemos aprendido, al igual que los jardines y las plantas de La Hacienda de la Andrada, el amor, si se cuida y se riega, puede estar florecido incluso en invierno.

Para nosotros ha sido un placer poder compartir y ser partícipes de tantas bodas. La ilusión es algo que alimenta el alma de todos los que están al lado de las parejas y por eso nosotros somos felices.

Esperamos poder seguir siendo el lugar elegido para celebrar el amor.

¡¡Feliz año 2020!!

 

Agradecimientos a los fotógrafos siempre:

David Luque

Juan López

Estudio Fotográfico Manu Frías

Daimafotoesencia Fotografía.


cristina

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Leer más detalles.

ACEPTAR
Aviso de cookies


Esta web es interactiva. 
Si escribes tu nombre,
la personalizamos para ti.