La Hacienda de La Andrada es un cortijo típico sevillano que se encuentra rodeado de olivares con más de 300 años de antigüedad.

Hace unos años, decidimos rehabilitarlo con toda nuestra pasión, conservando al máximo todo el estilo y sabor de las antiguas casas de labor andaluzas.

Conseguimos hacer realidad nuestro sueño de convertir la finca en una de las haciendas más elegantes y valoradas de toda la provincia, con un único objetivo: ser la mejor hacienda para bodas de Sevilla.

Hasta el día de hoy, nos afanamos en ofrecer a nuestros clientes e invitados las mejores instalaciones para la celebración de bodas, bautizos y comuniones, así como numerosos eventos para empresas.

Nuestro gran salón climatizado, la hermosa carpa situada en los jardines exteriores, nuestro hermoso patio, y nuestra proximidad a Sevilla, convierten La Andrada en el lugar idóneo para que disfrutéis de vuestra fiesta o evento privado, así como del gran día de vuestra boda.